El Factor Común entre Trastornos Alimenticios y Consumo de Drogas

EL FACTOR COMÚN ENTRE TRASTORNOS ALIMENTICIOS Y CONSUMO DE DROGAS

La combinación de mecanismos cognitivos, afectivos y ejecutivos es compleja. En esta revisión se presentan aspectos comunes de trastornos alimentarios (bulimia) y craving o ansiedad por consumo de drogas.

En estudios de resonancia magnética que compararon la ansiedad por consumo de sustancias con bulimia se observó similar actividad en la zona controlada por receptores D2 (dopamina). Esto implica similar funcionamiento del circuito fronto- estriado. En términos procesuales se trata del sistema de control inhibitorio y control. Las personas que padecen bulimia tienen facilitada la sensación de placer al mismo tiempo que disminuida la capacidad de control. Por el contrario las personas con Anorexia Nerviosa tienen una elevada capacidad de autocontrol y de ejercer control inhibitorio. Esto se refleja en rasgos de personalidad: Las personas con bulimia tienen menos escrupulosidad que las personas con anorexia nerviosa. También se halló que la bulimia está asociada a mayor apertura a la experiencia que la anorexia nerviosa. En tareas conductuales (paradigmas go/no go) se observó que las personas con Bulimia tienen dificultar para inhibir los estímulos no go, y en anorexia el patrón opuesto. Sin embargo ambos cuadros alimenticios tienen un factor de personalidad en común: El perfeccionismo. Derivado del perfeccionismo se hallan dos opciones: la compensación por impulsos y su satisfacción en bulimia versus la compensación por inanición en la anorexia nerviosa. Las vías de respuesta bulímica versus anoréxica se relacionan con circuitos facilitados, en personas que pueden satisfacer impulsos con facilidad hay orientación bulímica, lo contrario en anorexia.

El estado de ánimo predominante en la anorexia es la ansiedad. En la bulimia, el afecto negativo, el estrés y los cambios frecuentes de ánimo.

La anorexia y la bulimia tienen una alta prevalencia femenina. La alteración de la conducta alimentaria está acompañada de distorsiones de la imagen corporal. El rango de edad de aparición está restringido casi por completo a la temprana adolescencia. La presentación de los síntomas es estereotípica. Se encuentran dentro de los trastornos psicológicos con menor variedad sintomática en el conjunto de personas diagnosticadas. El estado de ánimo predominante en la anorexia es la ansiedad, controlada por la restricción de ingesta calórica. En la bulimia predomina el afecto negativo, el estrés, los cambios frecuentes de ánimo (labilidad), que conduce a alternancia entre episodios restrictivos anoréxicos e ingesta compulsiva (binge). La anorexia presenta anhedonia, preocupación por consecuencias antes de emitir comportamientos, en cambio la bulimia tiene menos control de impulsos y no tiene miramientos por consecuencias futuras. En un meta- análisis sobre consumo de sustancias y desordenes alimentarios  se observó que las personas con bulimia son propensas a abusar del alcohol y otras drogas, mientras que en anorexia el riesgo es bajo.

La dopamina es el neurotransmisor de interés: En pacientes con anorexia se observó un aumento significativo de receptores D2 y D3 en la corteza estriada, con disminución de dopamina intraneuronal. El aumento de receptores se explica por la necesidad de presentar posibilidades de neurotransmisión ante la escasez. En estudios con bulimia también se utilizó PET con radiotrazador Clacroprida. Este permite observar la ligazón del neurotransmisor con sus receptores más disponibilidad. Se observó que en bulimia había disminución de ácido homovanílico, que es un metabolito de la Dopamina. Como consecuencia, en ambos trastornos hay disminución de dopamina, que también se encontró faltante en líquido cefalorraquídeo. Se comprende que los trastornos alimentarios implican una alteración ejecutiva del placer. Se toman decisiones ciegas a la experiencia hedónica. Las vías que quedan facilitadas de recompensa/ aversión implican pautas regulares similares a la relación con drogas de abuso, pero en este caso el cuerpo es la droga.

Postítulo Docente: Actualización Académica en Neurociencias Cognitivas

Esta capacitación de casi 9 meses brinda comprensión de las interacciones en el sistema áulico, buscando diseñar modelos de evaluación para efectuar mediciones. Está orientada a docentes de nivel inicial, primario y secundario.

Libro: Neurociencia de las Capacidades y los Procesos Cognitivos

Una mirada actualizada y accesible sobre las capacidades y procesos cognitivos a partir de los aportes de las Neurociencias en la dinámica del consultorio, las tareas conductuales y los contextos ecológicos, haciendo un interjuego de las posibilidades y las limitaciones en cada uno de estos…

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.