Microestructura de la Cognición – Segunda Parte

 

MICROESTRUCTURA DE LA COGNICIÓN (Segunda Parte)

La microestructura de la cognición se puede analizar bajo 6 aspectos:

1) La adquisición con gradientes de difusión para informar sobre cualidades de las fibras

En este apartado la cuestión clave es si la mayor orientación y coherencia angular de la codificación de gradientes (datos de resonancia magnética) correlacionan con la integridad de la fibra. Luego, si esto deriva en una conducción nerviosa eficiente, potenciando los procesos cognitivos que quedan vinculados a la actividad de las regiones asociadas por la fibra.

2) La cualidad de las fibras y su relación con procesos cognitivos: Aspectos generales

Una nueva tendencia es abandonar los estudios exploratorios para guiarse por búsquedas teóricas específicas.

En este apartado se calculan correlaciones. El dato de cualidad de las fibras se desconstruye en cuatro indicadores de conectividad, cada uno con su especificidad: Anisotropía Fraccional, Difusión Media, Difusión Axial y Difusión Radial. Los valores mencionados se correlacionan con puntuaciones en procesos cognitivos rasgo y estado / estructural (personalidad). El problema principal acerca de la fiabilidad del dato reside en que las mediciones psicológicas no son exhaustivas ni excluyentes entre sí, por lo que no sorprende que existan superposiciones entre los procesos /estructuras medidas. Que se encuentre relación entre AF y neuroticismo no excluye correlaciones espurias, por ejemplo, que haya una relación más específica con rumiaciones.

3) La cualidad de las fibras, el vínculo con poblaciones especiales y los mecanismos explicativos

Es frecuente que la relación entre cualidad de fibras medidas con DTI no se establezca con procesos, estados cognitivos, sino para caracterizar poblaciones. Por ejemplo, hay numerosos estudios con DTI de población depresiva mayor. En esto resulta crucial el control de ingreso a la muestra, ya que las variables incidentes son numerosas. En depresión mayor se halló un modelo cuatripartito: alteraciones en medidas de conectividad en limbo anterior de corona radiada, cingulado anterior, cuerpo calloso y fascículo uncinado. Un paso adelante es conocer qué procesos están asociados a cada tracto para determinar un modelo DTI- cognitivo de depresión. Hay avances sustantivos al respecto, y también un dato fundamental: Estos procesos asociados con DTI se aproximan a primitivos psicológicos. Radica aquí el vislumbre de nuestro horizonte investigacional en psicología.

4) La especificidad de la microestructura de los tractos con procesos cognitivos.

Aspectos específicos: en un aparado anterior se trató sobre correlaciones generales entre microestructura medida por DTI y procesos cognitivos en general. Una nueva tendencia es abandonar los estudios exploratorios para guiarse por búsquedas teóricas específicas. Por ejemplo, en reemplazo de un artículo que relaciona más de 20 tractos y ROIs con cuatro medidas cada uno sobre un proceso cognitivo X, invertir la lógica de data driven a theory driven. De esta manera, un estudio puede tener por objetivo específico conocer si la regulación emocional en depresión está mediada por la conectividad del fascículo uncinado. Por lo tanto, realizar un estudio centrado solo en este tracto, con medidas conductuales específicas facilita notablemente la interpretación de los datos. Cuando hay exploración masiva, como la descripta en principio, es relativamente fácil hallar relaciones significativas, pero difícil interpretarlas. Estamos en un momento de pasaje recomendable hacia theory driven, con menor cantidad de tractos, mayor solvencia en hipótesis conceptuales específicas.

5) Biomarcadores microestructurales en desempeño de procesos.

Un biomarcador deviene de la psicología/ medicina basada en la evidencia. Significa que un valor significativo en X variable implica la presencia de un proceso o magnitud del proceso. Un afán de DTI aplicado a psicología es hallar biomarcadores, porque aseguran mayor fiabilidad en los informes. Por ejemplo, una baja AF en cingulado anterior es biomarcador de problemas en el control inhibitorio. El énfasis investigativo de DTI/ cognición tiene que estar puesto en el hallazgo de biomarcadores. Se aprencia que correlaciones múltiples e inconstantes, hay muchas y agregan ruido. En cambio biomarcadores consolidados hay menos. En el Lab de Neuroimágenes ya contamos con una poderosa herramienta para hacer meta- análisis, el software Comprehensive Meta Analysis.

6) Biomarcadores microestructurales en cuadros clínicos

Si los bioamarcadores son cruciales en procesos cognitivos, aún más en cuadros psicopatológicos. Esto queda entrelazado con dos perspectivas de investigación: a) La búsqueda de mecanismos cognitivos asociados a tractos delimitados a priori (theory driven) o b) la 'pesca' mediante una redada de tractos a relacionar con un conjunto de procesos pertenecientes a diferentes cuadros clínicos, lo que encontrará seguramente relaciones significativas exploratorias, pero no biomarcadores. En estudios con depresión mayor y DTI un potencial biomarcador es la baja AF en la parte subgenual del cingulado anterior. En un elevado porcentaje de artículos se observa este dato. Además, esta porción está involucrada en liberar señales de alarma, alertar sobre diferencias entre lo esperado y lo observado, iniciar procesos de control, en particular sobre memoria (por conexión estructural con el hipocampo). Se ha mencionado que el cingulado anterior metafóricamente es un ‘freno de mano’ que absorbe impactos afectivos y con ello permite regulación emocional. Uno de los obstáculos para su consolidación como biomarcador de la depresión es que la alteración anisotrópica del cingulado anterior está implicada en numerosos trastornos psicopatológicos. Esto indica la necesidad de (se subraya nuevamente) profundizar en el primitivo psicológico presente al funcionamiento cingulado anterior. No sería de extrañar que la indagación por biomarcadores diluya en un futuro próximo las actuales fronteras entre cuadros psicopatológicos.

Si te lo perdiste, acá tienes la Microestructura de la Cognición - Primera Parte

Postítulo Docente: Actualización Académica en Neurociencias Cognitivas

Esta capacitación de casi 9 meses brinda comprensión de las interacciones en el sistema áulico, buscando diseñar modelos de evaluación para efectuar mediciones. Está orientada a docentes de nivel inicial, primario y secundario.

Libro: Neurociencia de las Capacidades y los Procesos Cognitivos

Una mirada actualizada y accesible sobre las capacidades y procesos cognitivos a partir de los aportes de las Neurociencias en la dinámica del consultorio, las tareas conductuales y los contextos ecológicos, haciendo un interjuego de las posibilidades y las limitaciones en cada uno de estos…

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.