Microestructura de la Cognición – Primera Parte

 

MICROESTRUCTURA DE LA COGNICIÓN (Primera Parte)

La definición de microestructura de la cognición prescinde de la continuidad lógica con el concepto de estructura. Si se considera que la estructura de la cognición son los diagramas de flujo que reúnen las capacidades cognitivas, la microestructura representa un salto categórico, ya que su nombre deviene de una tecnología sumamente compleja y no de la teoría del procesamiento de la información.

La microestructura de la cognición (MC) es la aplicación de Imágenes por Tensores de Difusión (ITD) a la psicología. Las ITD deconstruyen las redes de conectividad cerebral en datos de orientación, densidad, coherencia, integridad (DCI), que en conjunto informan sobre el buen funcionamiento de las redes. El desafío está en el puente entre un dato de resonancia magnética (la ITD) y los procesos cognitivos y afectivos, concretamente explicar por qué la medida de eficiencia (DCI) se vincularía con un proceso cognitivo.

De esta manera, la microestructura de la cognición no solo depende del dato microestructural de tensores de difusión por resonancia magnética, sino también de contar con una batería de conceptos psicológicos cada vez más cercanos a los primitivos psicológicos.

La respuesta más simple es que DCI indica mejor conectividad, y esto una conducción nerviosa más eficaz, lo que tiene por consecuencia mejor ejecución de procesos. La enorme distancia lógica que existe entre datos de difusión obtenidos por resonancia magnética y procesos cognitivos y afectivos ocasiona que la estructura correlacional del dato sepulte parcialmente  los interrogantes obvios que genera la búsqueda de tal acercamiento.  Sin embargo el problema de la explicación se puede visualizar mejor con dos ejemplos: 1) Una persona tiene notables dificultades para agrupar palabras cuando se le presenta el listado de quince palabras del Test de Aprendizaje Auditivo Verbal de Rey. En ITD se observó baja anisotropía fraccional en el Fórnix derecho 2) Una persona tiene un rasgo de personalidad altamente pujante, persevera en sus objetivos, no descansa hasta no dar con la solución a un problema. El ITD arroja correlaciones difusas, sin un patrón claro.

Estos dos ejemplos ilustran que los procesos psicológicos pueden ser más específicos (memoria ejecutiva en el primero) o muy generales (rasgos de personalidad en el segundo). Una de las claves explicativas de las correlaciones entre ITD y cognición estaría en el grado de especificidad de los procesos cognitivos. La microestructura de la cognición sería afín a procesos cognitivos más cercanos a primitivos psicológicos, que son conceptos primarios que no pueden descomponerse en sub- procesos psicológicos. En estos ejemplos, el chunking o agrupamiento informacional para volver más eficiente la memoria está más cerca de la microestructura de la cognición que un rasgo de personalidad.

De esta manera, la microestructura de la cognición no solo depende del dato microestructural de tensores de difusión por resonancia magnética, sino también de contar con una batería de conceptos psicológicos cada vez más cercanos a los primitivos psicológicos. En este sentido, la existencia de correlaciones significativas y específicas entre ITD y procesos psicológicos valida también que un concepto psicológico sea parte de los primitivos psicológicos, justamente porque tiene un espacio microestructural de referencia. Para Lisa Feldman Barret los primitivos psicológicos más reconocidos son las matrices atencionales de detección de saliencias, las agrupaciones categoriales que dan paso a la formación de conceptos y las pátinas afectivas que etiquetan con palabras  la valencia, control y  activación que produce un estímulo. Interesarse por algo, darle un subrayado afectivo y acarrear conceptos para hacerlo girar en la maquinaria cognitiva conforma los primitivos psicológicos que primero enunció Lisa Feldman Barret. En investigaciones sobre cognición depresógena aparecen dos primitivos psicológicos más: 1) La irradiación de información somática (principalmente dolor) en espacios de toma de decisiones 2) la absorción afectiva para secuenciar eventos y separar el afecto de la representación permitiendo la intervención de mecanismos de regulación. El primitivo psicológico 1) se relaciona con la microestructura del limbo anterior de la corona radiada, mientras que el 2) con la parte subgenual del cingulado anterior.

Seguir leyendo la Microestructura de la Cognición - Segunda Parte

Neuroimágenes y Diagnóstico Neuropsicológico

  CURSO: NEUROIMÁGENES Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO (Paraguay) Disertante: Dr. Julián Marino Colaboradores: Rodrigo Jaldo, Juan Cruz Arias y Martín R. Palma. Lugar y fecha: 18 y 19 de Agosto; Aula Magna Cede Central Universidad Católica, Asunción, Paraguay. Entre los temas a desarrollar se explicarán las…

Libro: Neurociencia de las Capacidades y los Procesos Cognitivos

Una mirada actualizada y accesible sobre las capacidades y procesos cognitivos a partir de los aportes de las Neurociencias en la dinámica del consultorio, las tareas conductuales y los contextos ecológicos, haciendo un interjuego de las posibilidades y las limitaciones en cada uno de estos…

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.