La Regulación de las Emociones

Nerve cells: Sebastian Kaulitzki/Shutterstock. Faces: Lassedesignen/Shutterstock. Illustration: Dan Bishop/Discover

 

LA REGULACIÓN DE LAS EMOCIONES

¿Qué significa regulación emocional? Es un proceso que involucra un impacto emocional y la activación de las operaciones de control sobre el mismo. Las operaciones de control pueden tener características conductuales como evitar que se manifieste de forma explícita el impacto emocional (Goldin, McRae, Ramel, & Gross, 2008) o implicar una actividad cognitiva más intensa que termine en una nueva interpretación de la emoción (Kalisch, 2009). Lo que diferencia unas operaciones de otras es la participación del control estratificado de las zonas ejecutivas (Koechlin & Summerfield, 2007).

Existen evidencias de que las personas que son capaces de solucionar problemas en general, son también capaces de solucionar problemas emocionales, y que esto se vincula con un mejor estado de salud mental.

Las zonas cerebrales más vinculadas al control están situadas en la corteza frontal: A medida que se avanza en el eje posterior anterior, ocurre un cambio de tipo de nivel de control. El control más simple es el estímulo- respuesta (stimulus driven), en cambio las zonas frontales más anteriores realizan un control contextual y si se avanza en el eje en dirección rostral se activan las señales de control episódicas y estratificadas (estratificada significa condicional: Si sucede X, entonces sucede Y; si no sucede X, entonces no sucede Y). A las posibilidades de control emocional le subyace un repertorio relativamente amplio, que se extiende desde la simple reacción (estímulo- respuesta) hasta la coordinación de capacidades cognitivas por señales ejecutivas estratificadas. Esto lo describió Kalisch (2009), que en pruebas funcionales demostró la actividad hemodinámica masiva que supone la regulación emocional más compleja; una interacción entre la memoria semántica, memoria episódica, conceptual tracking, cognición fría, monitorización y actualización de la memoria de trabajo. También la regulación emocional más compleja supone un esfuerzo de mantenimiento de la emoción en el espacio de la memoria de trabajo. Esto coloca a la emoción en una perspectiva procesual, y regulación de emociones es un término adecuado para matizarla como proceso, que significa dinámica de cambio siguiendo etapas regulares.

Estos antecedentes vinculan la regulación emocional con las funciones ejecutivas, en especial con la memoria de trabajo. Uno de los aspectos cruciales de la relación entre regulación emocional y las funciones ejecutivas es que estas últimas implican la alineación de los procesos cognitivos y emocionales en dirección a una meta. En la literatura más antigua acerca de las emociones se trataba con pasividad la relación entre emociones y objetivos (Damasio, Everitt, & Bishop, 1996). En la actualidad las emociones son parte de la masa informacional que utilizan las personas para tomar decisiones.

Existen dos formas de definir las emociones: 1) categórica, que considera que cada emoción presenta rasgos conductuales, cognitivos y fisiológicos distintivos, y pueden expresarse como una serie de emociones básicas (alegría, sorpresa, miedo, tristeza, aversión, ira) y sus respectivas combinaciones; 2) dimensional, que coloca cada emoción en un sistema de coordenadas en un espectro continuo (activación, apetencia, valencia y control). Ambos sistemas pueden utilizarse de forma conjunta. Cuando se vincularon emociones con funciones ejecutivas, apareció un mecanismo de regulación emocional que fue descripto en la exhaustiva revisión de Aldao, Nolen-Hoeksema, & Schweizer (2010): La Solución de Problemas Emocionales. Es la resolución de problemas en contextos emocionalmente cargados. ¿Qué contexto no está emocionalmente cargado? En la actualidad, prácticamente ninguno. Las personas vivimos en un mundo donde la información y las estrategias están circulando de forma masiva, a través de la interacción personal o de las redes sociales, y en general, de la comunicación informática. La gran interconexión humana y el énfasis en el control cognitivo que la cultura occidental reclama para sus personas, implica que las emociones se regulen no solamente para disminuir valoraciones aversivas, sino para alcanzar metas. Existen evidencias de que las personas que son capaces de solucionar problemas en general, son también capaces de solucionar problemas emocionales, y que esto se vincula con un mejor estado de salud mental.

Referencias

Aldao, A., Nolen-Hoeksema, S., & Schweizer, S. (2010). Emotion-regulation strategies across psychopathology: A meta-analytic review. Clinical Psychology Review, 30(2), 217–37. doi:10.1016/j.cpr.2009.11.004
Damasio, A. R., Everitt, B. J., & Bishop, D. (1996). The somatic marker hypothesis and the possible functions of the prefrontal cortex [and discussion]. Philosophical Transactions of the Royal Society of London. Series B: Biological Sciences, 351(1346), 1413–1420.
Goldin, P. R., McRae, K., Ramel, W., & Gross, J. J. (2008). The neural bases of emotion regulation: reappraisal and suppression of negative emotion. Biological Psychiatry, 63(6), 577–86. doi:10.1016/j.biopsych.2007.05.031
Kalisch, R. (2009). The functional neuroanatomy of reappraisal: time matters. Neuroscience and Biobehavioral Reviews, 33(8), 1215–26. doi:10.1016/j.neubiorev.2009.06.003
Koechlin, E., & Summerfield, C. (2007). An information theoretical approach to prefrontal executive function. Trends in Cognitive Sciences, 11(6), 229–235.
Newell, A., & Simon, H. A. (1972). Human problem solving (Vol. 104). Prentice-Hall Englewood Cliffs, NJ.

Neuroimágenes y Diagnóstico Neuropsicológico

  CURSO: NEUROIMÁGENES Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO (Paraguay) Disertante: Dr. Julián Marino Colaboradores: Rodrigo Jaldo, Juan Cruz Arias y Martín R. Palma. Lugar y fecha: 18 y 19 de Agosto; Aula Magna Cede Central Universidad Católica, Asunción, Paraguay. Entre los temas a desarrollar se explicarán las…

Libro: Neurociencia de las Capacidades y los Procesos Cognitivos

Una mirada actualizada y accesible sobre las capacidades y procesos cognitivos a partir de los aportes de las Neurociencias en la dinámica del consultorio, las tareas conductuales y los contextos ecológicos, haciendo un interjuego de las posibilidades y las limitaciones en cada uno de estos…

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.