Enfermedad de Alzheimer, Microestructura de la Cognición y nuevas técnicas de exploración

 

ENFERMEDAD DE ALZHEIMER, MICROESTRUCTURA DE LA COGNICIÓN Y NUEVAS TÉCNICAS DE EXPLORACIÓN (DIFUSIÓN RADIAL)

La Demencia por Enfermedad de Alzheimer ocupa un lugar central en la preocupación por la salud mental. Se han reportado numerosas investigaciones acerca de que el envejecimiento de la población producto de la mejora de la calidad de vida incrementó la tasa porcentual de esta enfermedad.

Uno de los aspectos más estudiados es como se produce el pasaje del deterioro cognitivo leve (que incluye las quejas subjetivas de memoria) a la demencia por Enfermedad de Alzheimer. En la actualidad se desarrolló una poderosa técnica de investigación denominada Microestructura de la Cognición, que está basada en las Imágenes por Tensores de Difusión (Kingsley, 2006). Esta técnica, derivada de la Resonancia Magnética, permite explorar la integridad, densidad y coherencia de los axones y las dendritas en vivo, en contraste con épocas anteriores cuando los cerebros de personas que habían padecido Alzheimer solo podían explorarse post- mortem.

La principal pérdida estructural y de conectividad en las personas que tenían demencia por Enfermedad de Alzheimer estaba en el hipocampo. Esta es una estructura del lóbulo temporal relevante para la formación y almacenamiento de memorias.

Esto representa un avance sustantivo, porque detectar biomarcadores que podrían ser claves en el pasaje del deterioro cognitivo leve a la demencia por Enfermedad de Alzheimer. Una muestra clave en este campo fue la confección del ADNI (Sun et al., 2014), una muestra de 1500 personas que tienen entre 55 a 90 años de edad oriundos de Estados Unidos y Canadá. Estas personas fueron investigadas mediante secuencias DTI, exploradas en su status cognitivo, y se calcularon principalmente tres medidas: Anisotropía Fraccional, Difusión Medial y Difusión Radial.

En términos muy sintéticos, la Anisotropía Fraccional representa la integridad axonal, indica que tan bien organizadas están las fibras de conducción nerviosa; la Difusión Medial en cambio indica pérdida de densidad axonal, que significa que las fibras se vuelven menos compactas, mientras que la difusión radial representa una medida de desmielinización.

Los resultados del estudio indicaron en primer término algo esperado: La principal pérdida morfométrica (estructural) y de conectividad en las personas que tenían demencia por Enfermedad de Alzheimer, medida con Anisotropía Fraccional, estaba en el hipocampo. Esta es una estructura del lóbulo temporal relevante para la formación y almacenamiento de memorias. Hallazgos también esperados fueron que la principal diferencia en sustancia blanca entre los grupos estuvo en el fórnix, que es una fibra de sustancia blanca que una justamente la zona del hipocampo con la corteza dorsolateral prefrontal, conformando la vía de la memoria de trabajo. Las diferencias en anisotropía fraccional en el fórnix de personas controles con personas con Alzheimer fueron muy significativas, sin embargo no se halló esta diferencia entre personas controles y deterioro cognitivo leve.

En cambio, las personas con deterioro cognitivo leve evidenciaron aumentos en difusión radial, lo que indica que la anisotropía fraccional, el indicador más utilizado para valorar la integridad de la sustancia blanca, no tendría la sensibilidad suficiente. Además, otra zona que apareció clave en los inicios de la enfermedad de Alzheimer fue el Cuerpo Calloso, específicamente en el tapetum, también medido con anisotropía fraccional.

Pero uno de los descubrimientos más impactantes fue que entre los biomarcadores más potentes de pasaje de deterioro cognitivo leve a Enfermedad de Alzheimer fue hallado con difusión radial y no con anisotropía fraccional. Se encontró en las vías colinérgicas del cerebro, esto es, el fascículo uncinado y la cápsula interna de la corona radiada. Hay que recordar que la función colinérgica es clave en la memoria verbal y no verbal, en la comprensión del lenguaje y en la función ejecutiva (Haense et al., 2012). Más adelante se citarán los estudios de la neuropsicóloga cubana Yaritza Villarreal acerca del rol esencial que la vía colinérgica uncinada- cápsula interna desempeñan en lo que globalmente se llama inteligencia.

Vista Sagital del Fornix (en verde)

Vista Sagital del Fornix (en verde), una fibra de sustancia blanca que conforma la vía de la memoria de trabajo.

La difusión radial se incrementa cuando las fibras de sustancia blanca aumentan la difusión de las moléculas de agua que contienen en su interior de manera perpendicular al eje. Esto representa pérdida de ‘compactación’ que la vaina de mielina ejerce sobre el conjunto de axones comprimidos en el endoneuro (Kristo et al., 2013). Esto aporta más evidencias a estudios ya realizados en Suecia, focalizados en la inhibición de la colinesterasa, mediante una sustancia (Galantamina) que inhibe justamente la acción de la colinesterasa y aumenta la acción de la acetilcolina. Los estudios de Likitjaroen et al ( 2012) encontraron que su administración por más de seis meses, en comparación a placebo, incrementaba las medidas de conectividad de las vías colinérgicas descriptas, mejorando las puntuaciones cognitivas del Mini Mental State Examination.

Como conclusión, es importante añadir las medidas de microestructura de la cognición a la valoración cognitiva, un aspecto aún extraño para nuestro medio es realizar resonancias magnéticas cerebrales como exámenes de rutina (alto costo) y empezar a familiarizar a los psicólogos con la microestructura de la cognición y sus medidas derivadas. También es sustantivo focalizar estudios sobre Alzheimer en la vía colinérgica, destacar la relevancia de la cápsula interna y el fascículo uncinado. En un estudio reciente, una investigadora cubana, Yaritza Villarreal, encontró que justamente el Fascículo Uncinado era un centro vital para la integración de las funciones intelectuales (‘Inteligencia psicométrica e integridad de la sustancia blanca cerebral’).

La aplicación de microestructura de la cognición a la Enfermedad de Alzheimer con la totalidad de sus medidas (y no solo la anisotropía fraccional) más la incorporación de la microestructura de la cognición en la formación de los psicólogos son vías promisorias para el estudio de esta demencia. Hay numerosas evidencias de que el tratamiento tiene que ser múltiple- integrado. Se conoce que la enfermedad de Alzheimer es el principal destructor inflamatorio de la microglia, y que la estrategia más adecuada para afrontarlo, en la actualidad, es el tratamiento multi- drogas, combinatorio (Anastasio, 2015). Es un proceso altamente multifactorial, donde los tratamientos mono- causales tienen más posibilidades de fracasar, y para que esto no ocurra, las técnicas de investigación más sofisticadas tienen que integrarse.

Neuroimágenes y Diagnóstico Neuropsicológico

  CURSO: NEUROIMÁGENES Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO (Paraguay) Disertante: Dr. Julián Marino Colaboradores: Rodrigo Jaldo, Juan Cruz Arias y Martín R. Palma. Lugar y fecha: 18 y 19 de Agosto; Aula Magna Cede Central Universidad Católica, Asunción, Paraguay. Entre los temas a desarrollar se explicarán las…

Libro: Neurociencia de las Capacidades y los Procesos Cognitivos

Una mirada actualizada y accesible sobre las capacidades y procesos cognitivos a partir de los aportes de las Neurociencias en la dinámica del consultorio, las tareas conductuales y los contextos ecológicos, haciendo un interjuego de las posibilidades y las limitaciones en cada uno de estos…

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.