Empatía Cognitiva y Emocional

 

EMPATÍA COGNITIVA Y EMOCIONAL

Uno de los conceptos más estudiados por las neurociencias cognitivas en los últimos años es la Empatía, definida por la capacidad de comprender y sentir los estados mentales del otro. Significaría ‘mentalizar’ al otro, dotarlo de intencionalidad, lo que también implicaría que el ‘prójimo’ tiene regularidades: un sistema relativamente estable e interno, que determina en buena parte lo que observamos. La Empatía se ha dividido en un aspecto más ‘cognitivo’ que se relaciona con comprender la situación del otro, en el sentido de entender las causas que están influyendo en lo que hace y padece, y por otro lado en un aspecto más ‘emocional’, que se vincula con experimentar los mismos sentimientos. La imitación empática se relaciona con este último aspecto. De la empatía en sentido cognitivo se destaca su valor de iniciar acciones en referencia a las coordenadas ajenas. Se suele dar el ejemplo del accidente de tránsito: una persona que transita observa un motociclista que cae en la carretera y corre en su auxilio, sabe que está en peligro, que puede estar herido, recupera sus conocimientos básicos sobre primeros auxilios, busca su móvil para llamar una ambulancia y localizar seres queridos del afectado. En la empatía emocional, el transeúnte se paraliza, percibe el mismo dolor que el caído, probablemente grita, su rostro denota la misma afección y sus acciones se paralizan. Así como el herido yace inmóvil ante la adaptación que supone no intentar movimientos que agudicen sus lesiones, el ‘empatizado’ afectivamente también está paralizado. Se suele hablar de una combinación de ambas dimensiones de la empatía, más específicamente de los conceptos de Toma de Perspectiva (cognitiva) y Preocupación Empática (emocional).

En neurociencias cognitivas, las ‘neuronas espejo’ han tenido un papel destacado como sustrato neuronal posible de esta capacidad. Identificadas con las neuronas con forma de huso, específicas de algunas especies, como seres humanos, delfines, elefantes, primates superiores, se encontrarían en las regiones mediales del lóbulo frontal. Enviarían señales ‘miméticas’ del entorno, para que la persona ‘corporice’ aquello que está arribando por la vía de sus sentidos. Las neuronas espejo trazarían invisibles redes de conexión entre individuos de la misma especie, una metáfora de ‘Bluetooth’ intraespecífico, que nos une por reproducir en el espacio neuronal los sentimientos y situaciones que ya no son ajenas. Los investigadores italianos Giacomo Rizzolatti, Marco Lacoboni y quienes han trabajado con las Neuronas espejo han liderado este campo de estudio, que se ha aplicado tanto en el ámbito clínico (espectro autista, psicopatías, conductas antisociales) como en el ámbito escolar. También en la Psicología Laboral el estudio de la empatía ha tenido un lugar de relevancia: ¿Qué nivel de empatía debería tener un líder? ¿Qué tipo de empatía debería estar más desarrollada? ¿De qué modo las funciones ejecutivas, coordinadoras de todas las restantes capacidades cognitivas, hacen uso de la empatía? El estudio de las diferencias de género en torno a la empatía también ha ganado terreno, a veces en el marco de una neurociencia rigurosa, otras en el marco de la opinión individual basada en la experiencia, con posibles sesgos y prejuicios a la hora de extender ese resultado a un universo.

 

EMPATÍA ANIMAL: EL CASO DE LOS ELEFANTES

Agatha Christie escribió su célebre cuento con el sugestivo nombre del Intertítulo. Hacía referencia a esa capacidad tan misteriosa de la memoria de los elefantes, pero no cualquier recuerdo, sino aquellos que se relacionan con el daño que se ocasionó a uno de sus congéneres. Hace unos años, una noticia de gran curiosidad indicaba que se había desatado una ‘guerra’ entre elefantes y humanos, que se adjudicaba a las consecuencias de la deforestación, reduciendo el hábitat posible de los paquidermos. Sin embargo, en el Australian and New Zealand Journal of Psychiatry se ha publicado el artículo ‘Post traumatic stress disorder’ de Chris Cantor (University of Queensland) donde demuestra que los mismos signos de ansiedad, irritabilidad, terror y agresión ante los depredadores pueden acontecer en animales como los elefantes, que cumplirían con todos los requisitos para ser diagnosticados con Estrés Post-Traumático por haber recibido agresiones de seres humanos.

Se propuso que los más agresivos de estos animales son los que han vivenciado agresiones por parte de humanos a seres de su misma especie. Las neuronas del huso son conocidas como las neuronas de Von Economo, y se relacionan con realizar computaciones por las emociones que se vivencian entre los miembros de la misma especie. La prestigiosa editorial Wiley, en el artículo ‘Von Economo Neurons in the Elephant Brain’ describe con minuciosidad la presencia de estas poblaciones neuronales en estos seres. Y lo dicen con asombrosa precisión, en su sintético pero contundente resumen. Textualmente: “Von Economo neurons (VENs), previously found in humans, all of the great ape species, and four cetacean species, are also present in African and Indian elephants. The VENs in the elephant are primarily found in similar locations to those in the other species. They are most abundant in the frontoinsular cortex (area FI) and are also present at lower density in the anterior cingulate cortex. Additionally, they are found in a dorsolateral prefrontal area and less abundantly in the region of the frontal pole. The VEN morphology appears to have arisen independently in hominids, cetaceans, and elephants, and may reflect a specialization for the rapid transmission of crucial social information in very large brains

Esto es, transmisión de información social crucial para que los elefantes puedan recordar.

Neuroimágenes y Diagnóstico Neuropsicológico

  CURSO: NEUROIMÁGENES Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO (Paraguay) Disertante: Dr. Julián Marino Colaboradores: Rodrigo Jaldo, Juan Cruz Arias. Lugar y fecha: 18 y 19 de Agosto; Aula Magna Cede Central Universidad Católica, Asunción, Paraguay. Entre los temas a desarrollar se explicarán las diferentes técnicas de neuroimagen,…

Empatía Cognitiva y Emocional

Uno de los conceptos más estudiados por las neurociencias cognitivas en los últimos años es la Empatía, definida por la capacidad de comprender y sentir los estados mentales del otro.

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.