Lori Beason-Held

El futuro de la Psicopatología: Microestructura de la Cognición

 

EL FUTURO DE LA PSICOPATOLOGÍA: MICROESTRUCTURA DE LA COGNICIÓN

En los papers de microestructura de la cognición se encuentran los siguientes elementos comunes: Primero establecen una definición de Imágenes por Datos de Difusión. La definición comprende a) física de la difusión del agua, cómo los pulsos de radiofrecuencia adquieren señal del movimiento browniano de termodifusión; b) relación entre los datos adquiridos por codificadores de gradiente con cuatro variables: Conectividad, densidad, integridad axonal y mielinización; y c) descripción de las medidas que estandarizan las variables (en orden: Anisotropía Fraccional, Difusión Media, Difusión Axial y Difusión Radial).

Luego de la definición sigue la articulación entre datos de difusión y cognición. El esfuerzo estriba en conectar las cuatro medidas con la estructura axonal. A mayor anisotropía fraccional, menor difusión media, mayor difusión axial y menor difusión radial. Estos valores implican también mejor integridad de la fibra. Los términos que describen la mejor integridad de la fibra son coherencia, integración, grado de compactación.

El dolor psíquico tiene correlato con aumento de la anisotropía fraccional del limbo anterior de la corona radiada

El carácter compacto, integrado y coherente de una fibra se relacionó con procesos que pertenecen a la psicología (por ejemplo rasgos, estados, procesos, estructuras). Aquí comenzaron los estudios aplicados de DTI en Psicología. Estamos a principios de los años 2000. El mecanismo proximal propuesto fue que una fibra más compacta vuelve más eficiente la conducción nerviosa. En este punto se produce la ‘hiancia correlacional’, el mundo de la integridad nerviosa frente al mundo del lenguaje psicológico. De manera similar al lenguaje holandés y el italiano, entre ambos solo puede haber traducciones. En este momento, las traducciones entre integridad axonal y procesos psicológicos son coeficientes de correlación.

Las correlaciones operan sobre tres nidos: El nido poblacional, donde sobre el universo humano disponible se extrae una sub población con características particulares. Por ejemplo, personas con trastorno depresivo mayor. El siguiente nido corresponde a variables demográficas, generalmente con variaciones en Edad (adolescentes/ adultos/ adultos mayores) y/o sexo. En el trabajo de Lebel y Leemans observaron los cambios de anisotropía fraccional en 20 tractos en una población entre 5 a 30 años. El último nido es la actividad cognitiva o medida de personalidad. La persona fuera del resonador realiza una tarea, por ejemplo el test de clasificación de tarjetas de Wisconsin.

En conjunto, tenemos datos de la integridad de las fibras de varios espacios cerebrales, en, por ejemplo, una población de personas con trastorno depresivo mayor, entre 50 a 70 años de edad, de ambos sexos por igual, que realizaron un test de formación de conceptos.

Una de las conclusiones que pudo alcanzarse es que estas personas tienen un rendimiento disminuido en la cantidad de perseveraciones que cometen, mientras más grave es la sintomatología menor anisotropía fraccional tenían en la corteza cingulada anterior, y el sexo no tuvo ninguna relación.

El análisis de papers de microestructura de la cognición debe tener en cuenta también: a) el tipo de método, si es automático o basado en el conocimiento b) el campo magnético del resonador utilizado c) la cantidad de direcciones que fueron aplicadas d) el número de b0 (por ejemplo 2 x 1000 mm2/s .

Uno de los detalles cruciales es si el paper está guiado por la teoría (se caracterizan por analizar pocos tractos sobre procesos psicológicos complejos) o por los datos (se analizan muchos tractos sobre algún tipo de población). De nuestra preferencia son los papers ‘theory driven’ porque facilitan la interpretación de los resultados. Además, hay demasiados estudios data driven, generando una varianza demasiado grande que dificulta detectar un efecto significativo.

Estas conclusiones indican que la depresión como entidad clínica es un síndrome discontinuo

Conclusiones importantes a las que llegaron los estudios de microestructura de la cognición aplicados a la depresión: 1) el llamado dolor psíquico tiene correlato con aumento de la anisotropía fraccional del limbo anterior de la corona radiada. Esto se aprecia en numerosos trastornos entre los llamados psicosomáticos, por ejemplo colon irritable; 2) las personas resistentes al tratamiento, tanto psicoterapéutico como farmacológico, evidenciaron menor anisotropía fraccional en la corteza cingulada anterior; 3) las mejores recuperaciones en tratamientos multi- integrales en depresión mayor correlacionaron con mayor anisotropía fraccional en el genu del cuerpo calloso; 4) en las depresiones adolescentes se observó mayor difusión medial (menor densidad) en el fascículo uncinado, especialmente el derecho.

Estas conclusiones indican que la depresión como entidad clínica es un síndrome discontinuo. Esto significa que si bien comparte un estado de ánimo negativo, anhedonia, trastornos fisiológicos y rumiaciones, hay factores como la edad, padecimientos físicos, rasgos psicóticos que condicionan su evolución y tratamiento. Los datos de microestructura de la cognición sirven para establecer que combinación particular presenta un cuadro depresivo. Lo interesante de esto es que las medidas derivadas de las imágenes por tensores de difusión están resultando cada vez más significativas, y progresivamente estamos en camino de una evaluación funcional neurocognitiva- tractográfica. Ese objetivo tenemos en la mira, para ello usamos neurotecnología y adoptamos learning machines y conectomas.

Un aspecto existencial- epistemológico: Las personas somos continuidades existenciales que llevamos vidas literarias, producimos acontecimientos mentales con contenidos particulares. Sin embargo tenemos rasgos constitutivos (por ejemplo una organización de la memoria de trabajo que incluye el sistema fórnix- hipocampo) que cuando se ven afectados deben ser tratados en el nivel de análisis adecuado.

Neuroimágenes y Diagnóstico Neuropsicológico

  CURSO: NEUROIMÁGENES Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO (Paraguay) Disertante: Dr. Julián Marino Colaboradores: Rodrigo Jaldo, Juan Cruz Arias y Martín R. Palma. Lugar y fecha: 18 y 19 de Agosto; Aula Magna Cede Central Universidad Católica, Asunción, Paraguay. Entre los temas a desarrollar se explicarán las…

Libro: Neurociencia de las Capacidades y los Procesos Cognitivos

Una mirada actualizada y accesible sobre las capacidades y procesos cognitivos a partir de los aportes de las Neurociencias en la dinámica del consultorio, las tareas conductuales y los contextos ecológicos, haciendo un interjuego de las posibilidades y las limitaciones en cada uno de estos…

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.