¿Cómo estás? ¡Cingulado Anterior!

 

¿CÓMO ESTÁS? ¡CINGULADO ANTERIOR!

Hay una cuña por encima del cuerpo calloso que se llama fascículo cingulado. Está recubierta por la circunvolución del cíngulo, compuesta de sustancia gris. Sin embargo, Cingulado Anterior es una nueva palabra que da inicio a la revolución en el lenguaje psicológico. El futuro de la psicología reside en la renovación de su lenguaje. Hay tecnologías más que suficientes. Los sedimentos del lenguaje medieval atascan el devenir del río. ¡Pero somos ríos de montaña!

Cingulado Anterior, otrora término anatómico, se incorporó como procesos psicológico a los estudios de neurociencia cognitiva y afectiva. Apareció en los estudios de detección de conflictos, generación de estrategias, monitorización, comparación de lo esperado y lo observado. Eran tantas las pruebas que decían estar asociadas a la cuña cingulada anterior que las inferencias inversas (ver Russell Poldrack, 2007, Trends in Cognitive Science) establecían al menos catorce procesos diferentes. Hasta que en la Universidad de Pittsburgh se creó el modelo de sistema de Control Esforzado, colocando en el epicentro el cingulado anterior. Se desarrollará a continuación.

El futuro de la psicología reside en la renovación de su lenguaje.

La amígdala y el nucleus accumbens son estructuras de emociones opuestas que envían eferencias al cingulado anterior de forma directa. El cingulado anterior recibe las pátinas negativas de la amígdala y las pequeñas motivaciones ondulatorias del accumbens. El cingulado anterior regula los procesos atencionales. Sin embargo, la atención tiene una particularidad: Recursos escasos, como el agua en el desierto del Sinaí ¿A quién se la destino? ¿Quién se queda con el agua? Por defecto, los jeques árabes se quedan con el agua más pura, incluso se la hacen traer de Vichy, Francia. En este caso, ¿cómo estás? En cingulado anterior. Invadido por emociones. ¿Qué ha sucedido? Un fuerte conflicto en la facultad. ¿Te involucra? El cingulado anterior, cercano a las estructuras mediales frontales sesga la atención a procesos perceptuales. ¿Y por qué hacés eso?

La ínsula anterior y la corteza orbitofrontal envían señales al cingulado anterior. La corteza orbitofrontal es lo más parecido a una esponja Mortimer que de la negatividad absorbe la grasa y luego de unos segundos de escurrimiento está como nueva, esperando nuevos impactos. Apenas los ojos acusan un impacto.

Una vez que el cingulado anterior presenta una estimulación suficiente, ¿qué hace? Eleva su tasa de estimulación de la corteza dorsolateral prefrontal y sucede un estado de Control Esforzado que tiene profundas consecuencias. El devenir atencional sereno queda interferido por sesgos fronto occipitales que afinan o engrosan los detectores visuales según la ansiedad y la amenaza que la persona interprete. El locus coeruleus y el área tegmental ventral envían señales de motivación dispersas, que acompañan la actividad supervisora cingulada anterior. De este modo, las funciones ejecutivas quedan en estado de compartir recursos y se privilegia una u otra. Por ejemplo, un fuerte sesgo hacia el updating de la memoria de trabajo en detrimento del control inhibitorio y la flexibilidad cognitiva.

El estado cingulado anterior es el de una persona urbana que se desenvuelve entre expectativas, mandatos, señales del futuro, una escasa relevancia a la percepción. Cuando la persona en cingulado anterior va a las sierras y escucha el silencio, en degradación elegante las estimulaciones que recaen sobre la cuña cesan. No en vano los hallazgos de Triviño y sus colaboradores encuentran que la disminución de las confabulaciones por estimulación de la monitorización cuando se van perfeccionando disminuye la actividad del cingulado anterior.

¿Cómo estás? En Cingulado Anterior. Conflictuado pero habituado a lidiar con múltiples estimulaciones y generar estrategias, algunas pobres pero honradas. ¿Tu mirada cómo es? Habla antes de que me mires. ¿Y tu boca? Aún antes de los ojos. Descansa en paz: https://www.youtube.com/watch?v=ido55uT5U0k.

Neuroimágenes y Diagnóstico Neuropsicológico

  CURSO: NEUROIMÁGENES Y DIAGNÓSTICO NEUROPSICOLÓGICO (Paraguay) Disertante: Dr. Julián Marino Colaboradores: Rodrigo Jaldo, Juan Cruz Arias. Lugar y fecha: 18 y 19 de Agosto; Aula Magna Cede Central Universidad Católica, Asunción, Paraguay. Entre los temas a desarrollar se explicarán las diferentes técnicas de neuroimagen,…

Empatía Cognitiva y Emocional

Uno de los conceptos más estudiados por las neurociencias cognitivas en los últimos años es la Empatía, definida por la capacidad de comprender y sentir los estados mentales del otro.

Sobre el Autor: Julián Marino

Doctor en Psicología. Especializado en Resonancia Magnética aplicada a la Psicología. Post Doctorado en las Universidad de Granada (España) y Utrecht (Holanda). Tiene publicaciones en diferentes revistas especializadas. Su trabajo está aplicado a la Regulación Emocional y las Funciones Ejecutivas. Es docente de la Universidad Nacional de Córdoba y director del Laboratorio de Neuroimágenes de esa universidad.